El Hombre del Espejo – Día 21

Aldo López Tirone: El Hombre del Espejo

Hoy me preparé muy temprano, aunque tenía vestigios de la influenza (nuevo nombre al resfriado) quería estar bien arreglado, seria mi último día que vería al HOMBRE DEL ESPEJO, fueron 21 días mágicos, llenos de aprendizajes, pero sobretodo vive en ellos cosas mágicas, lloré, reí, crecí, me enfermé, amé, no puedo creer que en 21 días he vivido una transformación tan mágica en mi vida, soy otro la verdad y sabes hoy terminó en Sábado, mañana es día de descanso en el Señor, hace años que no voy a misa un Domingo, el que me conoce sabe que aunque soy Católico de nacimiento, siempre he profesado la Fe de «Lo Bueno todo de lo malo nada» y adapto lo mejor de cada fe a la vida misma, pero en esta ocasión entiendo que por alguna razón nací Cristo-Céntrico, debo seguir siéndolo, respetando a todas las demás expresiones de fe, pero siempre honrando a mis raíces. 

Todos nacimos para triunfar, para ser parte del 1% que obtienen el éxito, solo debemos reclamar nuestro espacio y luchar por él.

Hola ALDO LOPEZ, te veo muy activo esta mañana, de hecho más que nunca, si, la verdad tengo emociones encontradas, le contesté, una saber cómo  terminan estos 21 días y la otra que no volveré a verte y eso me da tristeza. Bueno Aldo, tranquilo la vida nunca termina, es un ciclo de repeticiones interminables, como una espiral infinita, cada día es una nueva experiencia que se interconecta con otras y así logramos embonar en este cosmos llamado vida, somos partículas infinitas de un todo, así que los 21 días no terminan, son final y principio de un todo, por el otro lado nunca desapareceré de tu vida porque soy tu vida misma, «El Hombre del Espejo« eres tu, no es más nadie, toda la sabiduría está en ti en ese CRISTO interno que llevas desde el nacer, fuiste creado a imagen y semejanza recuerdas ? Génesis 1:27

«Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.»

Así que si fuiste creado a imagen y semejanza, Varón o Hembra, eres un Dios o Diosa en potencia, solo debes desarrollar eso, tu hermano mayor JOSHUA nos lo enseñó, pero el hombre en el camino fue distorsionando la palabra, como los antiguos sacerdotes que se apartaron del camino, los nuevos lo adaptaron a su conveniencia, pero tu tienes la verdad en tus manos y se llama BIBLIA léela cada día y aprende de ella escudriña en la palabra y verás que ahí esta la respuesta.

Así que hoy la enseñanza es BINAR que significa: Arar por segunda vez la tierra antes de sembrar para eliminar la mala hierba.

Por eso es importante volver al día 1 y volver a empezar, aquí estaré en un ciclo interminable de 21 días, cada vez que empecemos habrás crecido mucho más, cada día serás más sabio y podrás hacer que lo invisible se haga visible más rápido.

Nunca olvides que la fuerza está dentro de ti, tanto para triunfar como para perderte en el mundo, recuerda la historia de los dos lobos que viven en ti, El Lobo Bueno y El Lobo Malo, están en eterna batalla, ganará quien más alimentas, así que llénate de Fe, Amor, Templanza, Optimismo y la seguridad de que todo lo bueno que hay en esta vida te pertenece, vamos por esos sueños y por una vida de bienaventuranzas para ti, los que más quieres y sobretodo de bendiciones para todos.

Tareas:

  1. ¿Qué aprendiste de estos 21 días?
  2. ¿Volverás a comenzar los 21 días del entrenamiento?
  3. Escribe 6 personas que crees le debes regalar este Libro.

Oración:

Gracias, Gracias «Hombre del Espejo» por todo lo que me enseñaste y me vas a enseñar los próximos 21 días.

Por: Aldo López
CEO de Bnefit Global Corp e Inversionista Cripto

Ejercicio:

  • Báñate en perfume y hazte un masaje en los pies con eucalipto.
  • Enciende un vela con un propósito
  • Compra 12 flores y lleva una a un pariente difunto (si no tienes a cualquiera en el cementerio) y regala 11 a personas que quieras (una por persona).

Sabes que la magia necesita rituales, en el final del libro te regalaré varios rituales de riqueza  que te ayudaran, así como ejercicios para enfocarte en el éxito.

«Recuerda eres hijo de un REY y debes vivir como Príncipe, porque algún día serás EL REY»